viernes, 16 de septiembre de 2011

Enagás compra el 41,94% de Gascan

• La entrada de la compañía en el capital de Gascan impulsará los proyectos de las plantas de regasificación de Tenerife y Gran Canaria

Canarias, 16 de septiembre de 2011 | Energías | Gabinete de Prensa.

Enagás ha firmado con Regional Canaria de Energías el contrato de compra por el que adquiere de los socios industriales canarios su participación del 41,94% en la sociedad Gascan. La adquisición se hará efectiva una vez obtenidas las necesarias autorizaciones administrativas y de competencia.

Tras esta operación, el accionariado de Gascan pasará a estar compuesto por Enagás, con un 41,94% del capital, Endesa, con un 47,18%, y Sodecan —empresa pública perteneciente al Gobierno de Canarias— con un 10,88%.

Gascan (Compañía Transportista de Gas Canarias S.A.) es una sociedad constituida con el objetivo de construir dos plantas de regasificación, una en Tenerife y otra en Gran Canaria, que permitan la introducción del gas natural en las Islas.

La Planta de Regasificación de Tenerife, que se ubicará en Puerto de Granadilla, y la Planta de Gran Canaria, que se construirá en Puerto de Arinaga, contarán cada una con un tanque de almacenamiento de GNL de 150.000 m3, una capacidad de emisión de 150.000 Nm3/h y un atraque para recibir buques metaneros de hasta 145.000 m3 de capacidad.

El proyecto de Tenerife, que se encuentra en una fase más avanzada, cuenta ya con la Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

La entrada de Enagás en Gascan supone un impulso a ambos proyectos. El conocimiento y la experiencia de la compañía en la construcción de este tipo de infraestructuras permitirán obtener eficiencias y sinergias en la construcción de estas plantas así como en su operación y mantenimiento.

Las plantas de regasificación permitirán a Canarias diversificar las fuentes energéticas y reducir la actual dependencia del petróleo, lo que se traducirá en una mayor seguridad de suministro. Estas infraestructuras contribuirán también a reducir las emisiones de gases contaminantes y de efecto invernadero, ya que el gas natural es el más limpio y menos contaminante de los combustibles fósiles.

Además, las terminales de Tenerife y Gran Canaria tendrán un efecto dinamizador sobre la economía, puesto que generarán empleo y ofrecerán a las Islas Canarias una energía más económica y competitiva.
Publicar un comentario